logo-top r1 c1

logo-top r1 c2

logo-top r1 c3

http://sleeping-pills.org

Parque regional del curso medio del río Guadarrama y su entorno

Prado de flores amarillas con árbolesEste Espacio Natural Protegido se encuentra enclavado en la zona oeste de la Comunidad de Madrid y tiene como eje fundamental el curso medio del río Guadarrama, que discurre, dentro de este espacio, de norte a sur entre los municipios de Galapagar y Batres, en un recorrido de unos 50 km, sorteando un desnivel de 320 metros. El principal afluente en este tramo del río Guadarrama es el río Aulencia, que nace en las laderas del monte Abantos para tras abastecer al Embalse de Valmayor unirse al Guadarrama por su margen derecha junto al Castillo de la Mocha, en Villanueva de la Cañada. La presión y las amenazas de transformación que pesaban sobre las diferentes unidades ambientales existentes entorno al curso medio del río Guadarrama hicieron necesario el establecimiento de un régimen de protección que garantizara su conservación.
 

Características

El territorio incluido en este espacio se caracteriza por manifestar una aceptable calidad ambiental con notables contrastes dentro del mismo y en donde existen zonas de alto valor ecológico y paisajístico sometidas a fuertes presiones, en su mayor parte procedentes de la actividad urbanizadora.

Geomorfología:

Se diferencian dos grandes unidades: la rampa granítica de la sierra y la campiña detrítica, separadas por un fuerte escalón de terreno y, dentro de las cuales, a su vez, se han diferenciado las vegas, formadas a partir de los depósitos aluviales del cuaternario.

Vegetación:

En el ámbito del espacio, se diferencian cinco grandes tipos que son sotos y riberas, encinares, matorrales y pastizales, repoblaciones de pinos y cultivos de secano, siendo los encinares las formaciones vegetales que presentan un mayor grado de evolución natural.

Fauna:

Se pueden distinguir tres biotopos principales: encinares, vegetación de ribera y áreas de cultivo y eriales.

Los encinares constituyen una zona de alimentación y refugio para una gran diversidad de fauna. Así, son numerosas las aves, tanto nidificantes como invernantes que ocupan este biotopo, entre las que se pueden citar por su importancia al águila imperial ibérica, águila culebrera, águila calzada, azor, buitre negro, búho real, cigüeña negra, etc. Por otro lado, habitan en el encinar muchas especies de reptiles como la salamanquesa, el lagarto ocelado, la lagartija ibérica, la lagartija colilarga, la culebra de escalera y la culebra bastarda. La comunidad de mamíferos se encuentra muy bien representada en los encinares sobre todo en aquellos que presentan un buen nivel de conservación. La presencia del conejo en el encinar permite la existencia de varias especies de depredadores ya que constituye la base de la alimentación para muchos de ellos. Dentro del grupo de los mamíferos presentes en el encinar figuran la gineta, el jabalí, el tejón, el gato montés, el zorro, el erizo común, el conejos, varias especies de murciélagos...

La vegetación de ribera, bien representada a lo largo del cauce de los ríos Guadarrama y Aulencia y en los numerosos arroyos que conforman parte de la cuenca de ambos ríos, conforma un corredor faunístico que permite el movimiento y la conexión de la fauna entre los distintos encinares. En este tipo de habitat son numerosos los anfibios como: sapo común, sapo partero común, sapillo pintojo, sapo de espuela, sapo corredor, rana común, gallipato, rana de San Antón... También son frecuentes en las zonas de ribera los reptiles representados fundamentalmente por: galápago leproso, culebra viperina y culebra de agua. Igualmente frecuentes son las aves entre las que se pueden observar: zampullín chico, somormujo lavanco, ánade real, garza real, martín pescador, etc.

Las áreas de cultivo y eriales surgen como resultado de la acción del hombre sobre el medio, dando lugar a la aparición de un nuevo ecosistema con características particulares. La importancia de estos lugares estriba en la capacidad para proporcionar alimento a la fauna. La fauna cinegética es abundante, estando formada principalmente por conejo, liebre y perdiz. Las aves de presencia más característica, no obstante, son las llamadas aves esteparias como la avutarda, el sisón, el alcaraván, la ortega y la ganga.

Objetivo

Establecimiento de un régimen de protección que garantizara la conservación de las diferentes unidades ambientales existentes entorno al curso medio del río Guadarrama, las cuales se encontraban sometidas a presiones y amenazas de transformación.

Antecedentes

Régimen de protección preventiva (Decreto 44/1992, de 11 de junio). El 14 de abril de 1999, la Asamblea de Madrid aprobó la Ley de Declaración del Parque Regional, incrementando en más de 4.000 hectáreas la superficie propuesta por el P.O.R.N. para formar parte del Parque.

Figura de protección

Parque Regional

Declaración

Ley 20/1999, de 3 de mayo. (B.O.C.M. 24/05/1999). Modificada por Ley 4/2001, de 28 de junio (BOCM 03/07/2001 y BOE 27/07/2001).

Instrumentos de planificación y gestión

  • P.O.R.N. aprobado por Decreto 26/1999, de 11 de febrero.
  • Ampliación aprobada por Decreo 124/2002 de 5 de julio.
  • PRUG en elaboración.

Superficie

22.656 ha

Términos Municipales

El Álamo, Arroyomolinos, Batres, Boadilla del Monte, Brunete, Colmenarejo, Galapagar, Majadahonda, Moraleja de Enmedio, Móstoles, Navalcarnero, Las Rozas, Serranillos del Valle, Sevilla la Nueva, Torrelodones, Valdemorillo, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo y Villaviciosa de Odón

Organismo de participación pública

Junta Rectora.